16 febrero 2009


Hoy viaje al pasado.
Por algún motivo que no intento conocer, 
este lunes me invita a recuperar a la niña que con nueve o diez añitos 
escuchaba esta esplendida canción de Génesis pulsando las teclas G7 en la máquina de discos 
del viejo casino y sin ninguna vergüenza, bailaba girando sin cesar. 

Hace ya bastante de eso, Phil Collins aún tenía pelo y lo llevaba largo…

Hoy la bailo con el sol que asoma tímido y le sonrío.. 
como le sonreía aquella pequeña a su verano, aunque fuera primavera. 

Girar y girar bailando relaja la mente y seca las penas como el centrifugado de una lavadora, 
aunque solo sea hasta que vuelvas a mojar la ropa,
nada es para siempre.

Funciona, os animo a probarlo.


PD. si probais... 
ojos abiertos y sin fijar la mirada en nada,
para no marearos.


2 comentarios:

  1. Qué recuerdos!
    Mi favorita siempre fue "In the air, tonight".
    Menudo cambio de look el de Phil, y el tuyo...

    Saludos

    ResponderEliminar
  2. Cualquier tiempo pasado fue mejor, dicen... y no sé porque siempre me convenzo.

    Tomo nota del auto-centrifugado :)

    ResponderEliminar