06 marzo 2009

meditando con Duchamp al lado

Paraje del pensamiento donde el tiempo se detiene,

aunque continúe el suceder del movimiento…

líquido espacio de sutil presencia, en este ir y venir del sentimiento

que confunde… que genera incertidumbre,

que lastima a la paciencia…

que aunque despierta, sueña.

Azul profundo del entendimiento…

desvaneciendo en la síntesis de la materia todo rastro

toda huella…


Marcel Duchamp

aire de Paris 1919-1964

2 comentarios:

  1. ¿Eres tú aire de París?
    Marcel Duchamp dejó tantas connotaciones...
    Sobretodo no te desvanezcas
    ;)

    ResponderEliminar
  2. ¡Quién pudiera detner el tiempo en un instante!

    Preciosos versos.

    Un saludo!

    ResponderEliminar