10 marzo 2009

Luna iridiscente asomando casi llena entre la bruma,

quemando la oscuridad del cielo entre farolas

con tu luz a veces sedante… a veces hiriente,

te acercas y llegas al sueño de este mundo…

incierto paisaje surrealista,

versión adaptada…

para el no entendimiento hasta ser vivenciada.

Caminante no hay camino, se hace camino sólo si andas…

deja que te acompañe y fiel,

tu sombra será guía de paso que te impulse a andar.

Mi sombra… la otra madre que enseña,

que se muestra y está presente.



2 comentarios:

  1. Que tendrá la luna que nos hechiza y que tendrán las sombras que nos escondemos tras ellas...

    ResponderEliminar
  2. Luna, hay luna! que hermosa y misteriosa se ve la luna en una noche estrellada!...realmente se 'acerca a este suenho del mundo'...que bello tu poema,
    besos,

    ResponderEliminar