01 abril 2009

En este bosque encantado

de porcelanas verdes y espirales blancas,

se sucedían entre tanto y tanto…

acuarelas, burbujas y andanzas

caminitos…

que añadían migas al festín de los pájaros

en el baile de los disfraces.

En tiempo de magias y naufragios

en busca del caldero

para multiplicar el suero de savias,

de las ancestrales acacias

firmes y verticales,

algunas dispuestas ya a la talla.

Batalla de vida

en fragmentos de humedad y respeto,

elementales que suspiran para ofrecer vida.

Elixir de hongos y musgos

para los humanos,

masaje metamórfico para los pies y las orejas

del cruel cuerpo de la deidad.

Sorteando raíces y zanjas,

severa forma muestra y acompaña su espada

dispuesta a luchar

cortando cabezas si hace falta

ella mira holísticamente y solo busca ya,

su vara de espino blanco

perdida… siempre recordada.

Entre luciérnagas y sapos que saltan…

camina y agarra fuerte,

el poder esta en tus entrañas.

1 comentario:

  1. Me perdí en la impresionante fantasía poética, pero me sentí bien a pesar de estar perdido...
    =)

    ResponderEliminar