06 abril 2009

De dónde viene el principio de la hebra

que nos une cosiéndonos las palmas

al tiempo que saboreamos a veces en el momento,

otras tantas como con distancia,

entre veladuras y tintadas…


que mas da cuando se remienden las faltas

que vamos ciñendo en la memoria

a nuestro esponjoso cuerpo,

a veces.. duro el mental empedrado,

otras tantas delicado, sutil y abierto

pero siempre…,

siempre seleccionado y elegido por opción


yo, tú, él, nosotros, vosotros, ell@s...

hilillos..

que aún no sabiendo

en lo onírico de cada pensamiento

vamos almacenando hechos y sustancias

que irán dando sabor y forma a los pasos

en cada una de nuestras avanzadas.


Viajando al pasado, anhelando futuro

nos suelta de la mano el presente,

ese preciso instante

en que te olvidas del dónde, del cuándo…

coges la aguja del qué y las tijeras,

para que cosiendo y descosiendo…

el hilo deje de ser un común sustantivo.


1 comentario:

  1. La nostalgia, cuando está cosida con esperanza deja de parecer una frágil telaraña que cubre un pozo sin fondo para convertirse en el más elástico de los tejidos mentales...

    ResponderEliminar