20 abril 2009


Como un trotamundos
que avanza y retrocede
siempre a su peculiar ritmo,
con un gorro de lana
para que no se le enfríen las ideas,
da igual el tiempo que sea…
cualquier idea podría ser buena.

Trota…
y de su trotar no envejece,
precipicios y veredas
dejan impresas las huellas,
tatuajes…
fósiles, flores y otras bestias

que acompañan
y proponen la senda,
caprichoso camino siempre vivo,

hasta que un día se agote el ritmo
el que inserta
el órgano más chico…
el que hace fluir el líquido

marca el paso
desde antes incluso
de que salgamos a superficie

mi querido pirata…
vamos al abordaje!









mi infinito..
el caduceo






                                                 

venga...
poco a poco...
cierra los ojos y muevete
despega los pies del suelo... apoya firme la planta... danza...


y cuando la música te dicte...
túmbate en el suelo y descansa


9.26
17
8

3 comentarios:

  1. Caos, pasión, nostalgia y aventura hasta el infinito y más allá!

    Tumbándome en el suelo...

    ResponderEliminar