27 abril 2009

Pasos que hacen días…

misterios de la vida

que asaltan por cualquier esquina,

innumerables oportunidades

de aprender y de volverse a caer

en el mismo bache recurrente,

tremenda cueva que oscura y pétrea

se adivina vecina y consecuente.


Limpia, desinfecta, sonríe…

siembra y recoge

pesada carga para tan poco remolque

creo yo que no pedí esto… en serio,

todoterreno si, pero con luces y frenos.


Semanas de aparente calma sucumben

ante la infecta cicatriz que rebrotando

escuece y hace trazos de un gesto,

que espera, se quiebra

dejando el juego siempre a medias.


Claros que se hacen grises,

nublados mestizos de pedacitos

que en ocasiones no son comestibles,

espacios de revisión con el estomago vacío,

lugares de introspección

donde las raíces afloran a tierra,

orgánicas, duras y en su interior tiernas,

pasadizos en los que la paciencia se pierde

extravía su enfoque y se vierte

en un letargo primavera, sueño de un viaje.



Shambala...

2 comentarios:

  1. Tristes pasos que hacen días
    Duros días que forman etapas
    Extrañas etapas que construyen vidas
    Y un bonito viaje musical para tan pesadas letras y tan deshilachados pensamientos...

    ResponderEliminar
  2. Para tener seguridad hay que filtrar los pensamientos.
    Tú los expones con una claridad bonita, pero permites que subyazca bajo esa belleza, un aire que se debate entre la melancolía y la desolación.
    Como puedo elegir, me concentraré más en la ornamentación que en el pensamiento subyacente.
    Una pregunta algo tonta:
    ¿escribes a la tristeza porque está demasiado arraigada en ti... o simplemente para deshacerte de ella ?
    Me gustaría esta repuesta enviada a mi mail.
    Solo si deseas contestar.
    Un beso y gracias por tus visitas.

    ResponderEliminar