10 mayo 2009


Hoy la luna se llena y me vacía
de su luz clara y tímida
que no quiere asomar,
velada entre nubes, asustada…

para verse reflejo de un mundo
que avanza máquina y para humanidades
para escuchar de oscuro la noche,
y caer en brazos rendida de su claridad

hoy la luna se esconde
y me priva de su imagen,
camino a casa
ella susurra mientras la carretera
se vierte en monotonía de farolas.

Mi querido jardinero
a estas alturas no tenemos ni atención,
ni consuelo…
nos queda otra larga espera,
respira… sueña…
que mañana es futuro
y ahora somos tú y yo latiendo.



2 comentarios:

  1. A través de tu texto casi me prestas tus ojos, y tu mirada nocturna.
    Aveces ocurre así, que necesitamos el influjo de ese satélite natural para soñar un poquito más.
    Me gusta esa tierna alusión a un figurativo (o no tanto) jardinero, y a la posible larga espera.
    Aqui te dejo mis mejores deseos de que tus sueños siempre tengan sus expresiones.
    A mi me encantan.
    Siempre Besiños.

    ResponderEliminar
  2. Sentimiento impregnado
    Mareas lunares influyentes
    Silencios agradables
    Música para el corazón

    ResponderEliminar