17 mayo 2009

Pozos de sal que secan sueños

húmedas y mohosas páginas de un cuento…

había una vez un sapo sobre un loto mirando,

a su alrededor nada se movía

esperando un buen momento para saltar

permanecía croando…


mi jardinero del alma,

si sabes que había dejado de escucharlo…

y otra vez el estanque se hace en aparente calma

mientras esconde y alberga dudandos


qué cruz mi amado,

tantas ocasiones creí perder su recreo

tantos momentos como de sueño lavando…

trapos que limpian y se manchan,

suelos por donde accedes y creas movimiento,

todo versiones de percepciones erróneas..


elementos que hay que ir deshilando

alzándome espada en mano

aunque esté temblando,

nada va a impedir que continúe soñando.








4 comentarios:

  1. "Percepciones erróneas", bueno... yo creo que las percepciones erróneas ayudan a saber cuales son las verdaderas, pero en esa lucha noble se destilan emociones.
    En este escrito tenemos un ejemplo de la belleza que puede nacer de algo así.
    Precioso el tramo final, donde "a pesar de estar temblando... nada va a impedir que sigas soñando".
    Exquisita toda tú.
    Besos.

    ResponderEliminar
  2. En las profundidades siempre reposa todo y el estanque siempre está en calma, solo cuando tú te das cuenta de que las ondas son de tu propio movimiento es cuando puedes dibujar su forma en tu mente y puedes soñar sin pesadas espadas...

    ResponderEliminar
  3. exquisita toda yo Sir Bran?...
    será tu percepción de mis letras, no?

    ResponderEliminar
  4. mi espada no pesa Darko,
    híbrida y sutil es la que abre paso para que siga soñando...

    ResponderEliminar