09 junio 2009

Naufrago a la deriva

entre la piel de los enanos que entumece y acartona

pisos de repletos y vanos…

coloridos diseños, hormigones

y masticados chicles de sabor y goma
















ruxiente clavo que agarras y prendes

de tus alfileres… para sujetar simientes…


3 comentarios:

  1. Me encanta que sujetes las simientes con alfileres.
    Yo suelo venir hasta ti, para que hagas cosas como esas.
    Como me gustaría hallar esa nueva tierra que colonizar tan sutilmente como tú colonizas mi leer.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  2. Me aventuro a pensar que son enanos con piel de lagartija, que les cortas la cola de chicle y vuelve a salir, pero no mudan su piel tantas veces, no te preocupes, siempre llevan alguna tabla de madera a la que te dejan agarrarte. Aún así las semillas siempre necesitan cuidados pero crecen salvajes...

    PD: Me gustan las nuevas imágenes ;)

    ResponderEliminar