29 septiembre 2009




Bajo las nubes y sobre el asfalto
a un resquicio de sol, pasos.



Haciendo lo andado,
siguiendo lo suelto que quedó impreso,
piezas a guardar de un tesoro
fragmentos que aún desconozco
y que tengo.. se porque siento,
virtudes y defectos.
Sobre un plato.. la normalidad,
y su menú completo,
carpe diem de la ignorancia
para otro pesado esqueleto,

qué te sujeta además de tus huesos..

mucho desconcierto,

..es lo que veo.





3 comentarios:

  1. Carpe diem de la ignorancia...
    de verdad que yo no creo que la ignorancia tenga eso, pero ya que lo atas suavemente al sentir, a las virtudes, y a los defectos, y lo colocas sobre un plato.... bueno, que estoy dispuesto a creer que si hay de eso.
    Un texto para nombrar el desconcierto, en el que sin embargo yo encuentro mucha autobiografía supuesta.
    Un placer atender a tus post, porque todos me dejan algo de lo que describes. Un beso.

    ResponderEliminar
  2. PuedeN mirar y no comprender
    O
    PuedeS ver y entender

    ResponderEliminar
  3. Si cielo, el desconcierto nos sujeta muchas veces, nos hace investigar para despejar y eso nos mantiene despiertos...
    Un beso,
    Natacha.

    ResponderEliminar