17 abril 2010

La Madre esperaba llegando a casa
como alfombra orgánica para unos cansados pies,
venía con el aire, posándose por todas partes
como caricias de alba para la noctámbula piel,
traía instantes y sientos al dejarse caer
fugaz imagen que se llevaba piensos
con sabor a hiel.


Como dragón remontando el vuelo
desde la llama de su esperanza,
saluda al sol en este urbano suelo.
Se alza de su silencio
aceptando el manto que cubre su tiempo,
en un canto convertido en alabanza
confiando en que no deshile su sueño.


No escucho.. no veo..
sigo avanzando

a veces temblando
siempre confiando
cruzando fronteras
soltando caretas

velando y amando
con este corazón vagabundo
que quiere ser puro.


4 comentarios:

  1. No solo consigue su pureza ese corazón tuyo... me gusta pensar que una porción de esa misma pureza... me alcanza a mi también.
    QUe bonitas fotos y que preciosa música...
    Besiños.

    ResponderEliminar
  2. Paso a paso y detrás uno nuevo,siguiendo ese punto al que queremos llegar, siempre confiando en aquello que queremos se haga realidad, enfundados en cierto modo por el cariño apegado a la piel y el corazón de la persona mas importante en nuestra vida. Bellas letras encumbrando la pureza que tratamos de conseguir, magnifico...

    PD:
    Vender sueños tiene que ser unos de los trabajos mas agradecidos y no lo digo por el dinero, sino por tener la posibilidad de palpar la felicidad que demasiadas veces le cuesta hacerse protagonista en nuestras vidas, me gusto el corto, gracias por mostrarmelo, disfrute de el, como de tus letras esta noche de lunes...

    Abrazzzusss

    ResponderEliminar
  3. Hace unos años me encontré con un borracho tirado en la calle. Me senté a su lado a platicar con él, y me nombró Caminante. Desde entonces camino, camino... avanzo... a veces gateo, pero voy.
    Gracias por compartirnos tus escritos.

    ResponderEliminar
  4. Me preocupa tu sabor a hiel y el manto que cubre tu tiempo, pero me calma el dragón que remonta el vuelo y la visión tan limpia de seguir avanzando y sintiendo...

    ResponderEliminar