25 mayo 2010


Volvía a casa después de otra espléndida jornada,
la mente se debatía entre lo trágico-cómico de la vida
y el corazón persistía en su latir cálido.

Miraba hacia los montes que humeaban vapor de agua
devolviendo a las nubes los excesos de la siembra,
todo era..
emanando en humedad, el calor de la tierra.

Se desprendía una niebla que velaba los colores
mientras volvía al recóndito momento crea estaciones,
lugar del tiempo que se hace de los instantes
y donde la magia llena todos los rincones.

Tomaba consciencia de la fuerza, la que viene de dentro..
de la capacidad de reflejar colores, la que va hacia afuera..
de la virtud a imitar de esta tierra, la que nos sustenta..
y de los inhumanos sin sabores, los que nos creamos..

tengo un momento de ansia mundana..

         bailamos?

1 comentario:

  1. Que no era el entorno
    Eras tu
    Y si te pones asi
    Claro que bailamos
    ^^

    ResponderEliminar