25 agosto 2010

Cada vez que no pienso la emoción rebasa mis límites,
son instantes de vacío en que me siento amanecer.

Cada vez que miro hacia mis adentros
veo un lazo del que no encuentro el extremo,
largo en la distancia y extenso en el olvido
que sigue queriendo ser y permanecer como motivo.

Cada vez que su sonido resuena en el entresijo de mis recuerdos,
todo guarda silencio, este universo urbano llega a enmudecer,
solo escucho y siento.

Cada vez que el corazón me habla y dice que sea paciente,
entiendo,
solo espero aquello que me ha de acontecer,
siento que ya no es cosa mía, será lo que tenga a bien ser.

Cada vez que imagino y creo
deshilando segundo a segundo el devenir de los acontecimientos..
solo se,
que este corazón sueña
como se me ablanda la mente, derritiendo argumentos
para bailar con todos los miedos.

Cada vez que doy un paso y alzo la mirada, te adivino entre calles,
mis ojos atentos, buscando en un continuo no ver,
anhelante,
camino deseando encontrarte y reconocerme en tu semblante.

Cada vez que la luna llena viene a acompañar mis noches
me levanto y escribo.
Baños de placer.. platos que se quedaron fríos,
son solo palabras, puntos.. y comas,
aun nos queda tanto por barrer..




centrifugado al canto!!
te apuntas?

1 comentario:

  1. Sentimientos solitarios, silenciosos, incomprensibles, pero personales, únicos, magníficos derramados en tinta de color y en tinta digital, cada vez...

    muxus de tinta invisible!
    ;)

    ResponderEliminar