13 marzo 2011

Medio lagarto medio dragón
es la bestia que me habita,
anida derritiendo cristales de hielo
en las galerías de este corazón,
es fuego salvaje que arrasa y pùrifica,
ascua humeante que siempre esta viva.
Va dejando su huella, discreta,
negra y oscura su dorado se intensifica,
alquimia y fuego para crear su cielo,
va reptando hacia su sueño
despierta,
con sangre fría reposada de mucho sol.

Ha vaciado mis bolsillos,
amasado mis pies y mi estupor,
se ha convertido en lo inherente al deseo
es la calma que antecede
y el sudor que deja el amor,
solo si la sientes y te muestra su interior
sabrás de la intensidad del silencio
cuando te asomas a lo eterno.









2 comentarios: