25 enero 2012


Gabinete de locuras donde reservado se deja
un diáfano y adecuado espacio para la cordura.

Buceando en la profundidad de sus patrones
araña en los abismos en busca de su propia cura,
levantando todas las piedras, sin dejar resquicio a los temores.

Entramado de pensamientos que su espejo refleja,
el lugar de la consciencia por donde viaja su esencia.

Arriba en superficie se suceden tempestades,
en momentos de introspección la savia no muestra duda,
sus ramas fuertes anuncian brotes para primavera.

Espíritu de aire y lluvia que camina efervescente
despacito con su escoba, a veces vuela.. a veces barre,
va regando su tierra para que acoja la siembra.

Personita despeinada que no para de moverse,
tiene en su centro un templo donde se siente segura,
y un vacío surrealista, que en ocasiones interactúa sin mesura.







No hay comentarios:

Publicar un comentario